Lo que es un hecho fue que dieron la buena suerte, pues Los Dodgers ganaron el partido 2-1 a San Diego Padres.